> El ajedrez, juego infinito